El frigorífico es como cualquier aparato en nuestra vivienda que nos realiza un servicio indispensable para poder mantener nuestros alimentos en el mejor estado posible. De ello depende el funcionamiento de nuestro frigorífico y sus elementos que lo componen.

A simple vista se podría decir que es una caja semi hermética en cual produce una temperatura en ausencia de calor. Para poder producir frío la máquina tiene que expulsar calor, éste calor se proyecta en la parte posterior del aparato a través del radiador que hay justo detrás. El frío como tal lo produce el gas refrigerante que mediante una válvula que aspira el gas a alta presión lo envía a una baja temperatura de inmediato por el efecto de cambio de presión. Más tarde un elemento llamado el corazón del circuito refrigerante como es el compresor.El compresor de aspecto oscuro y con un tamaño reducido es un motor formado por pistones lubricados con aceite cuya función principal es absorber el líquido fluhídrico a baja temperatura y enviarlo a alta presión para que luego el condensador haga el cambio de gas a líquido. Quien realmente transmite el frío al interior de la nevera es el evaporador, que aunque no sea visible es la pared donde introducimos los alimentos.

También existen otro elementos que forman parte de este mecanismo como válvulas, tuberías y filtros, que sin ellos no se podría enfriar de manera correcta.Un consejo que debemos tener presente es realizar una vez al año una inspección mecánica de un profesional especialista en frigoríficos para poder reparar los daños que se hayan agravado durante el tiempo o que tengan que sustituirse de inmediato para evitar su completa rotura.

logo-footer

Síguenos:              

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR